Alargar la vida de tu frigorífico | Special Repair Center
Servicio de asistencia técnica oficial
Desplazamiento gratis

¿Cómo alargar la vida de tu frigorífico y ahorrar dinero?

Nosotros te llamamos

    Special Repair Center

    Por si no lo sabías los electrodomésticos de la cocina, como el frigorífico, suponen un gran porcentaje del consumo eléctrico de tu hogar. Es por ello, que es importante contar con aparatos con una alta eficiencia energética para reducir el consumo energético y alargar su vida útil, evitando averías que den lugar a reparaciones y gastos con los que no contabas.

    Por ello llevar un adecuando, constante y cuidadoso mantenimiento es muy importante. Y en Special Repair Center queremos ayudarte.

    ¿Cómo alargar la vida de tu frigorífico y ahorrar dinero?

    Mantén limpias las juntas y tenlas en perfecto estado

    Las juntas del frigorífico son muy importantes para su funcionamiento y para ahorrar dinero. Son las encargadas de aislar el aire frío del interior. Debes buscar zonas agrietadas o partidas. Para ello usa este truco: cierra la puerta con un billete en medio y trata de sacarlo. Si te cuesta, todo está bien y el sistema de sellado es perfecto.

    Para limpiar las juntas solo tienes que pasar una bayeta con un limpiador de superficies. Aplica de vez en cuando un poco de vinagre blanco para evitar el crecimiento de moho. Además para ahorrar energía no abras innecesariamente la puerta, cada segundo de aire que se escapa, supone más trabajo y más gasto.

    Comprueba la nivelación del frigorífico

    Cuando la nevera está en perfecto equilibrio, la puerta se cierra automáticamente y se sella con fuerza. Utiliza un nivel y ajusta las patas hasta que la burbuja te confirme el ahorro.

    Mantén limpio el serpentín del condensador

    Se trata de la parrilla negra formada por un tubo que se retuerce, que está en la parte trasera o inferior de la nevera. Cuando está cubierta de polvo necesita más exigencias para trabajar por lo que aumenta su consumo eléctrico y pone en peligro la integridad del aparato. Para limpiarlo pásele la aspiradora o un plumero cada dos, tres meses.

    La bandeja de goteo y el orificio de drenaje deben estar limpios

    Como la nevera tiene alimentos dentro es normal que haya siempre agua, bacterias, restos de comida, depósitos minerales, etc. Cuando esto se condensa, se acumula en algunas zonas como las bandejas de goteo, los orificios de drenaje y otros conductos y canalizaciones.

    Todo esto hace que se deteriore el electrodoméstico y haya roturas y desperfectos. Para evitarlo es necesario limpiar periódicamente cualquier resto con una bayeta mojada en jabón. De esta forma evitaras los malos olores y además, asegurarás una mayor salubridad en la conservación de tus alimentos.

    Descongela el congelador de vez en cuando

    Las paredes de hielo que se forman en tu congelador, además de reducir el espacio, aumentan la exigencia del aparato para mantener el frío y multiplican las posibilidades de avería.

    Cambia la temperatura del frigorífico y el congelador en función a las estaciones de verano e invierno

    La temperatura de invierno y de verano no son la misma, el mismo nivel en julio es capaz de congelar los tomates en enero. Por ello debes bajar un punto en los meses más fríos. Además no debes pasarte con la calefacción en casa ya que aumentará el consumo y obligará a la nevera a hacer un mayor esfuerzo.

    Contáctenos