Averías típicas de la caldera | Special Repair Center
Servicio de asistencia técnica oficial
Desplazamiento gratis

Averías típicas de la caldera

Nosotros te llamamos

    Special Repair Center

    En ocasiones olvidamos revisar la caldera durante el otoño y cuando llega el frío surgen averías que no tenías previstas. En estos casos la única solución que nos queda es recurrir a la ayuda de un profesional como Special Repair Center para no preocuparse de nada. A continuación hablaremos de algunas de las averías más corrientes de las calderas cuando llega el frío.

    Averías típicas de la caldera

    No sale agua caliente

    Lo más probable es que sea un problema de la bomba de presión, que baja más de la cuenta y no calienta. La solución está en abrir una llave de paso en el manómetro y comprobar que la presión sube hasta un rango de entre 1,5 kg y 5 kg. Si la presión es la correcta puede que se haya roto alguna válvula o que el vaso de expansión no funcione bien.

    Se apaga la calefacción

    Puede ser que lo que falla es la bomba de recirculación. Para solucionarlo hay que contar con la ayuda de un profesional ya que se trata de una avería compleja en la que hay que desmontar la caldera.

    Ruidos raros en la caldera

    Se trata de un problema muy común. La caldera tiene aire en su interior y hay que purgar los radiadores. También puede ser un problema de la presión. Si la caldera es muy antigua puede ser un fallo de la bomba que habrá que reparar.

    Gotea la caldera o tiene fugas

    Lo más seguro es que sea un fallo de la válvula de seguridad. Debes comprobar la presión en el manómetro. Si está bien, comprueba que la llave no esté averiada. Pero si está averiada, hay que sustituirla. En caso de que no sea así, deberás llamar a un profesional ya que el problema se debe a un error mayor.

    Si el problema es que salen chorros de agua fría repentinos, puede ser un fallo de la sonda de la temperatura y tendríamos que cambiar la pieza. Si el contraste frío-calor es cada vez más frecuente, el fallo puede venir del presostato o interruptor de presión, que abre o cierra un circuito eléctrico dependiendo de la presión. También es recomendable sustituirlo.

    Recuerda que cuando llegue el invierno, es necesario revisar la caldera, aunque estas averías pueden surgir en cualquier momento y a todos. Lo mejor, es relajarse y dejarlo todo en manos de buenos profesionales.

    Contáctenos