Alimentos que no van en la nevera | Special Repair Center
Servicio de asistencia técnica oficial
Desplazamiento gratis

Alimentos que no debes guardar en la nevera

Nosotros te llamamos

    Special Repair Center

    Se aproxima el verano y la mayoría pensamos que muchos productos aguantan más en la nevera, que en el lugar donde lo tenemos guardado el resto del año, cuando no hace tanto calor. Pero hay alimentos que no se pueden guardar en la nevera ya que el frió acelera su descomposición, poniéndolos malos antes de tiempo, o perdiendo su sabor, que es lo que pretendemos evitar cuando los introducimos en el frigorífico.

    Alimentos que no debemos guardar en la nevera

    • Pan: El pan conservado en frío pierde su sabor y se endurece con mayor rapidez. Lo mejor es buscar un lugar fresco y seco y envolverlo en una tela o bolsa de plástico que conserve su humedad. Puedes congelarlo para usarlo posteriormente, eso sí, debes dejar que se descongele por completo antes de comerlo. El pan de molde es la excepción que si puedes meter en la nevera siempre que esté en una bolsa metido.
    • Tomates: Los tomates en la nevera pierden su sabor, se vuelven insípidos y blandos puesto que el frío impide que maduren. Lo mejor es ponerlos en una cesta o bol para evitar que se pongan malos.
    • Ajos y Cebollas: Los ajos y cebollas en la nevera se ponen mohosas y blandas. Lo ideal sería guardarlo en un sitio que sea fresco y seco. Las cebolletas y cebollinos si que se pueden guardar en el frigorífico, son una excepción. Recuerda que tampoco es recomendable guardar las patatas y cebollas juntas ya que emiten un gas que hace que ambos se pongan malos.
    • Aguacates: Los aguacates en la nevera se ponen duros y negros por lo que no es una buena opción. Lo ideal es dejarlos en lugares frescos y con poca luz.
    • Café: Poner el café en la nevera tampoco es buena opción ya que pierde todo su sabor pero además, cogerá todos los olores que en esta haya. Lo ideal es guardarlo en un lugar fresco y oscuro como un armario o despensa.
    • Patatas: El frío hace que el almidón de las patatas se convierta en azúcar, por lo que cambian su sabor y textura. Lo mejor es guardarlas en una bolsa de papel ya que de esta forma tardan más en pudrirse.
    • Albahaca: Meter la albahaca en la nevera no es buena decisión ya que esta se marchita rápidamente con el frío. Lo mejor es mantenerla en un vaso de agua fresca y si la vas a guardar por mucho tiempo lo recomendable es hervirla y después congelarla en bolsas pequeñas.
    • Chocolate: Solo se meterá en la nevera el chocolate que tiene algún tipo de relleno lácteo. El frío hace que se ponga como blanquecino y además pierde su sabor y textura. Actúa como una esponja con los olores absorbiendo todos los de los alimentos que estén en la nevera. Lo mejor sería guardarlo en una bolsa de plástico con cierre.
    • Frutas tropicales: Estas frutas a bajas temperaturas en la nevera, anulan sus encimas y se ponen malas. Lo ideal sería almacenarlas en algún lugar donde la temperatura no baje de 10 grados.
    • Jamón: Al meter el jamón en la nevera pierde su sabor original, por lo que mejor no hacerlo. Lo mejor que puedes hacer es mantenerlo a la temperatura ambiente.
    • Miel: La miel en la nevera se vuelve como de cristal. Lo mejor es conservarla en su propio recipiente a temperatura ambiente.
    • Queso seco: Meter el queso en el frigorífico es un error ya que el frío hace que cambie su sabor y se quede insípido. Lo ideal es conservarlo a temperatura ambiente en un recipiente con cierre hermético.

    Así que ya sabes, este verano por mucho calor que haga, no metas estos productos en la nevera si no quieres que te duren menos de lo que esperas que aguanten. Y recuerda que la temperatura ideal de la nevera será tenerlo entre 3º y 5º, con 5º será suficiente para la gran mayoría de los casos.

    Contáctenos