3 métodos para desatascar la ducha - Multireparaciones Repair Center
Servicio de asistencia técnica oficial
Desplazamiento gratis

Nosotros te llamamos

3 métodos para desatascar la ducha

Puede que tirar Coca-cola por el desagüe sirva en algunos casos pero para desatascar la ducha no. El fenómeno de las tuberías lentas en la ducha se debe a la acumulación de restos de jabón, pelos y material sintético como trozos de esponja o pelusas. Si lo que quieres es desatascar la ducha es necesario probar otros remedios más efectivos.

3 métodos para desatascar la ducha

Método 1: Bicarbonato, vinagre y sal

Existen productos químicos que aunque son muy eficaces para desatascar la ducha, son también muy corrosivos para las tuberías. Además, podrías intoxicarte si no lo manipulas con precaución. Por ello te proponemos crear tu propio líquido desatascador de ducha ecológico con tres elementos que nunca faltan en cualquier cocina. Tienes que mezclar bicarbonato sódico, sal gorda y vinagre blanco.

Después, solo debes calentarlo bien antes de arrojarlo por el desagüe. Espera unos minutos y echa agua caliente a continuación.

Método 2: Recurrir al desatascador

Si no podemos hacer que la suciedad acumulada avance y se disuelva cañería adelante, hay que extraerla para acabar con el bloqueo. En primer lugar lo que debes hacer es retirar el embellecedor y cubrir con agua el fondo de la ducha o bañera. Coloca el desatascador sobre el desagüe intentando que se adhiera a sus bordes y cree un efecto ventosa.

Para terminar bombea con vigor varias veces seguidas y ve comprobando si consigues extraer los residuos acumulados en el interior de las cañerías.

Método 3: Desatascar la ducha con paciencia y un alambre

Si el desatascador tampoco funciona, no te queda más remedio que ponerte con un trozo de alambre o gancho, o con el colgador de una percha, e intentar sacar manualmente el tapón con una buena dosis de paciencia. Esta solución suele ser la más apropiada cuando la obstrucción se debe a una bola de pelo. Debes ser cuidadoso para no arañar o agujerear la tubería con lo que estés utilizando.

Si, después de todas estas intentonas, tu ducha sigue negándose a tragar el agua como es debido, ¡llámanos!.

Contáctenos